Intervenciones

Terapéutico  |  No Vascular  |  MSK  |  Dolor  |  Columna  |  Ablación

Ablación por Radiofrecuencia de articulaciones facetarias

¿Que es una ablación por radiofrecuencia?
Es una técnica no quirúrgica, de tratamiento localizado que destruye células con calor.
La afección de la articulación es degenerativa y no se puede solucionar, la finalidad es denervar (quitarle sensibilidad) para que no duela. Es una herramienta segura y mínimamente invasiva  para el control del dolor local.
La aguja se guía hasta el nervio que da sensibilidad a la articulación por radioscopia (Radiografia en tiempo real), esta aguja esta conectada a un equipo de radiofrecuencia con el cual se constata mediante la estimulación la correcta localización de la aguja, entonces se emite calor desde la punta de la misma para lesionar la raiz nerviosa.

 
¿Por que yo necesito una radioablación?
Para calamar el dolor una vez que nos hemos asegurado que el dolor se origina ahí y que no calma con métodos habituales.
 
¿Cuales son los riesgos de una radioablación?
Si bien son raras las complicaciones, son posibles. Puede generar dolor por la lesión que produce la radiofrecuencia.
 
¿Como debo prepararme para la radioablación?
No requiere ninguna preparación en particular.
 
¿Qué voy a sentir durante la radioablación?
El procedimiento se realiza con anestesia local para que no sienta ningún dolor.  
Usted se acostara boca abajo y luego de administrarle anestesia local a través de una inyección, no sentirá ninguna molestia. La intervención dura aproximadamente una hora dependiendo la cantidad de articulaciones a tratar.

¿Qué debo hacer luego de la radioablación?
Estará completamente recuperado en un par de horas.
El dolor no calma inmediatamente ya que la radiofrecuencia produce una lesión que en un principio aumenta el dolor, usted recibirá calmantes. En su casa puede sentir dolor leve uno o dos días que cede con analgésicos comunes. Usted podrá volver a su tarea habitual en uno o dos días.