Intervenciones

Trasplante  |  Terapéutico  |  No Vascular  |  Higado  |  Gastrointestinal  |  Cancer  |  Ablación  |  Abdomen

Ablación por Radiofrecuencia de lesiones hepáticas

Ablación por radiofrecuencia de lesiones hepáticas


 

 

¿Que es una ablación por radiofrecuencia?
Es una técnica no quirúrgica, de tratamiento localizado que destruye células tumorales con calor, sin dañar el tejido hepático sano. Es una herramienta segura y mínimamente invasiva para el control de tumor hepático local con una mortalidad insignificativa, poca morbilidad, estancia hospitalaria corta y ganancia en la calidad de vida.
La aguja se guía hasta el centro del tumor y se emite calor desde la punta de la misma. A partir de esto se disminuye el tamaño del tumor o se forma una escara.
 

¿Por que yo necesito una radioablación?
Su médico ha detectado un tumor de hígado maligno de origen hepático o en otro órgano (metástasis), que no puede ser tratado de manera quirúrgica.

 
¿Cuales son los riesgos de una radioablación?
Si bien son raras las complicaciones, son posibles. Puede presentar fiebre, dolor.
No existen riesgos de que se disemine la enfermedad.
 

¿Como debo prepararme para la radioablación?
Para este tipo de procedimiento se debe hacer un estudio de la coagulación y de función cardiaca. Debe ser admitido en el hospital en ayunas una hora previa al procedimiento.
 

¿Qué voy a sentir durante la radioablación?
El procedimiento se realiza con sedación y anestesia local para que no sienta ningún dolor. Usted puede dormir durante la intervención. 


¿Qué debo hacer luego de la radioablación?
Despertará al finalizar el procedimiento y estará completamente recuperado en un par de horas. Usted recibirá calmantes para el dolor y puede permanecer una noche internado. En su casa puede sentir dolor leve uno o dos días que cede con analgésicos comunes. También puede presentar fiebre leve. Usted podrá volver a su tarea habitual en uno o dos días.