Intervenciones

Trasplante  |  Terapéutico  |  Higado  |  Cancer  |  Abdomen

Drenaje percutáneo de la vía biliar

Drenaje de la vía biliar

 

¿Qué es un drenaje? 

Un drenaje es colocar un catéter dentro de la vía biliar con la finalidad de vaciar el contenido de la misma. Esto es necesario cuando se encuentra obstruida por una patología de la vía biliar o de los órganos adyacentes. La inserción del catéter se guía con control ecográfico y fluoroscópico. La primer vía de abordaje es el endoscópico, cuando este fracasa está indicado la vía percutánea.

 

¿Por que yo necesito un drenaje?
Su médico por medio de la historia clínica y de otros estudios ha detectado la presencia de una obstrucción a la salida normal de la bilis, con la consecuente elevación de la misma. Esto se manifiesta por ictericia (color amarillo de la piel y conjuntivas), coluria (orina oscura) y acolia (materia fecal clara).

 
¿Cuales son los riesgos de hacerme un drenaje de la vía biliar?
Si bien son raras las complicaciones, son posibles. Puede haber sangrado, infección y dolor.

 
¿Como debo prepararme para la colocación de un drenaje de la vía biliar?
Para este tipo de procedimiento usted debe estar en ayunas. Debe realizarse estudios de coagulación y cardiológico. Si usted toma medicación anticoagulante debe ser suspendida bajo supervisión de su hematólogo.


¿Qué voy a sentir durante el drenaje de la vía biliar?
El procedimiento se realiza con anestesia local y sedación. Usted puede dormir durante el procedimiento.


¿Qué debo hacer luego de la colocación de drenaje de la vía biliar?
Usted debe permanecer acostado durante 2 a 4 horas. Puede ser dado de alta del hospital con el catéter, si su condición física así lo permite.