Intervenciones

Vascular  |  Trauma  |  Trasplante  |  Embolización

Embolizacion renal

Embolización renal

 

 

¿Qué es una embolización? 

Una embolización es una técnica mínimamente invasiva por medio de la cual se ocluyen vasos (venas o arterias). Se llega al sitio a ocluir a través de un catéter. La inserción del catéter se guía con control fluoroscópico y se ocluye con coils (resortes biológicos), esclerosantes (sustancia que daña la pared del vaso) o partículas pequeñas.

 

¿Por que yo necesito una embolización?
Su médico por medio de la historia clínica y de otros estudios ha detectado la presencia de una insuficiencia renal con pérdida de proteínas o con hipertensión arterial, rechazo al trasplante renal o tumor renal.

 
¿Cuales son los riesgos de hacerme una embolización?
Si bien son raras las complicaciones, son posibles. Puede haber sangrado e infección. Con menos frecuencia puede presentarse la embolización de venas no enfermas. Se puede presentar el denominado “síndrome post-embolización” que consiste en fiebre, pérdida del apetito, nauseas y vómitos.

 
¿Como debo prepararme para la embolización?
Para este tipo de procedimiento debe ser admitido en el hospital en ayunas. Debe realizarse estudios de coagulación y cardiológico. Si usted toma medicación anticoagulante debe ser suspendida bajo supervisión de su hematólogo.


¿Qué voy a sentir durante la embolización?
El procedimiento se realiza con anestesia local y sedación. Usted puede dormir durante el procedimiento.


¿Qué debo hacer luego de la embolización?
Usted despertara terminado el procedimiento y estará recuperada en un par de horas. Puede ser dado de alta del hospital al día siguiente.